Nombre:  c440f78e3f2090e6113878aedd57b8fd.jpg
Visitas: 1
Tamaño:  32,7 KB
SEDIENTOS DE DULZURA
Contra la omisión del temor en qué quedamos,
tenemos que levantarnos,
para demostrar que existimos,
hacer valer lo que tenemos.
Con toda la forma,
de hacernos cada vez más presente,
cabe porque siempre vivimos,
sedientos de dulzura,
que tenemos un lugar para dar lo que sentimos,
pero la maldad de mucha gente nos envuelve,
es preciso tener cuidado con el corazón,
para que él no sufra.