La higiene de los genitales masculinos : Cómo asear tus genitales para que resulten aún más atractivos para el sexo - El Foro Libre
  • Si esta es tu primer visita al foro revisa la sección de FAQ dando click en el link anterior. Debes tener un registro en el foro antes de poder publicar: Da Click en la liga de registro para hacerlo. Para que puedas ver leer nuestros mensajes, selecciona el foro que deseas visitar en la sección de abajo.

Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

La higiene de los genitales masculinos : Cómo asear tus genitales para que resulten aún más atractivos para el sexo

Colapsar
X
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes
  • enigma
    Junior
    • sep 2014
    • 262

    La higiene de los genitales masculinos : Cómo asear tus genitales para que resulten aún más atractivos para el sexo

    La higiene íntima del hombre es algo de lo que no se habla mucho y es posible que muchos varones no hayan aprendido a hacerlo bien de niños, ya que no suele enseñarse tanto como lavarse los dientes o las manos. En los hombres no circuncidados una adecuada higiene es muy importante, de lo contrario, puede haber acumulación de sustancias oleosas, sudor y células muertas bajo el prepucio que pueden generar mal olor o dar lugar a infecciones en el pene, como la balanitis.

    Nunca descuides la higiene de tus genitales, en primer lugar por tu salud personal. Con relación al sexo, todos los sentidos están involucrados, y una adecuada limpieza es muy agradable para el sentido del olfato y del gusto. Lograrás que tus zonas íntimas sean más atractivas y tu pareja las apreciará aún más, en especial al momento del sexo oral, cuando es imprescindible que tus genitales tengan un aroma y un sabor sensual.

    La limpieza de los genitales no es complicada y sólo hace falta agua y jabón suave, para no irritar innecesariamente la piel. Es necesario incluir las siguientes áreas: pene, escroto, vello púbico, ingles, perineo y ano.

    A continuación hallarás la forma correcta de limpiar cada zona de tus genitales:

    1. Pene. Si no estás circuncidado, al momento de tu ducha diaria debes echar hacia atrás el prepucio hasta dejar todo el glande (punta del pene) expuesto. Lava con un jabón y enjuaga muy bien, luego vuelve a cubrir el glande con el prepucio. Cuando el pene se encuentra en estado de reposo y el glande está cubierto es difícil notar la acumulación de una sustancia blanca y grasosa entre el prepucio y el glande, llamada esmegma. Cuando tengas una erección, esto se hará muy evidente. Para evitar momentos desagradables durante el sexo, asegúrate de asear muy bien tu pene en toda su extensión, especialmente entre el prepucio y el glande.



    2. Escroto y testículos. Al momento de la ducha no olvides lavar con esmero el escroto, la bolsa que contiene a los testículos. Para ello, masajea suavemente la zona, dándoles a tus testículos una agradable caricia. De esta manera, eliminarás cualquier mal olor producido por la sudoración.

    3. Vello púbico. Frota muy bien todo el vello con agua y jabón. Recórtalo un poco de manera periódica para mantener una mejor higiene de la zona.

    4. Ingles. En el pliegue que se forma donde la pierna se une al tronco, pueden aparecer hongos, si hay humedad y una deficiente higiene. Seca muy bien esta área después del baño, ya que de lo contrario la aparición de hongos puede ocasionar síntomas muy molestos, como una irritación en la piel de color rojiza y fuerte picazón.

    5. Perineo y ano. Estas zonas no salten mucho a la vista porque están ocultas por tu pene y escroto, pero se harán evidentes durante el encuentro sexual. Lava muy bien tu perineo y ano para que tu pareja se sienta libre y confiada para tocar estas zonas erógenas, si es el deseo de ambos. Aunque nunca adoptes prácticas como el sexo anal, es conveniente tener esta zona bien aseada para que no perturbe el placer del momento.

    Recomendaciones adicionales para la higiene de los genitales masculinos:

    •Lava y enjuaga muy bien, ya que dejar restos de jabón pueden ocasionar irritación en la piel.
    •Seca bien tus genitales antes de colocarte la ropa interior, para evitar que la humedad contribuya a la proliferación de hongos y otros microorganismos.
    •Si has pasado todo el día fuera trabajando, o has finalizado la práctica de tu deporte favorito, asea tus genitales antes de tener sexo.
    •No es imprescindible lavar tus genitales después del sexo, a menos que el encuentro sexual haya sido muy intenso o te sientas más cómodo aséandote. Por lo general, sólo será necesaria un poco de agua.
    •Usa preferiblemente ropa interior no ajustada y hecha con fibras naturales, como el algodón.
    •Evita permanecer con ropa mojada o húmeda durante largas horas.
    •Durante el sexo, protégete usando condones, si sospechas que tú o tu pareja pueden tener alguna infección en la zona genital o alguna enfermedad de transmisión sexual.
    •Aunque no estés manteniendo relaciones sexuales, haz del aseo de tus genitales una rutina diaria para mantenerlos saludables.

    http://sexo.about.com/
Trabajando...
X