EL DIABLO DENTRO (segunda parte) - El Foro Libre
  • Si esta es tu primer visita al foro revisa la sección de FAQ dando click en el link anterior. Debes tener un registro en el foro antes de poder publicar: Da Click en la liga de registro para hacerlo. Para que puedas ver leer nuestros mensajes, selecciona el foro que deseas visitar en la sección de abajo.

Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

EL DIABLO DENTRO (segunda parte)

Colapsar
X
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes
  • Jose Cambar
    Le Zumba la Malanga
    • mar 2012
    • 3818

    EL DIABLO DENTRO (segunda parte)

    EL DIABLO DENTRO (segunda parte)


    El encuentro:

    Caminaba con pasos lentos y figura tambaleante, se podría decir que era "la viva imagen
    de la derrota", algunos dirían que era una "piltrafa humana", yo prefiero decir que se veía
    "de la chingada", nadie podría reconocer al que hasta hace unos días conducía su auto con
    la mirada alegre y los labios silbadores, así es, era Mario, el caminaba acariciando el
    revolver que había podido rescatar de su casa aprovechando la ausencia de su infiel mujer,
    pues prefería no verla, el dolor que sentía era muy profundo, el revolver acariciado y
    bien disimulado entre los andrajos que vestía era su única propiedad, dormir y comer no
    le importaba, se internó en uno de esos parques de la ciudad, escogió una banca solitaria
    y dejo caer su osamenta en ella, después de algún tiempo se apunto con el arma en dirección
    a lado derecho de su despeinada cabeza, cuando de pronto escuchó una voz grave y bien
    timbrada que le dijo: "hola", algo sobresaltado medio volteó y con el rabo del ojo derecho
    pudo ver a un hombre de rostro agradable, tez blanca y ojos profundos enmarcados por unas
    oscuras ojeras,

    ¿Y tu que wey"-le soltó Mario-

    ¿Yo que de qué?-contestó el extraño-

    ¿Que traes, quien eres cabrón, que no ves que me voy a poner en la madre?-repreguntó-

    Si ya lo vi, pero te traigo un negocio antes de que jales el gatillo-contesto el extraño,

    No mames, ¿que negocio?-pregunto de nuevo Mario asombrado,

    Te compro tu alma- le soltó sorpresivamente el tipo.

    ¡A chingá! tas pedo cabrón, o estas loco o estás pendejo-le dijo en tono agresivo Mario,

    Ninguna de las tres, soy el diablo, o Satanás, aunque algunos amigos me dicen Luzbel o Luci,
    si ya se que suena mamón e increíble-continuó el tipo que decía llamarse Satanás, al ver
    la mirada de Mario-pero es así de simple, desde mi caliente morada y gracias a mi visor
    puedo ver cuando hay un buen negocio, no me interrumpas-corto el tal Satanás a Mario-
    mira vamos al grano, si tu te matas sin ayuda tendrás que ir a un lugar que está entre
    yo y el otro, perate-volvió a cortar a Mario que no podía creer nada de lo que oía y
    trataba de preguntar-no me gusta decir su nombre porque me cae mal, si tu vas al lugar
    ese puede que después de mucho tiempo te vayas con el wey que me cae mal, pero eso
    sería un garbanzo de a libra mano, lo mas seguro es que tarde o temprano te toque el
    "boiler" de mi casa, y como a mi me gusta ir a lo seguro, mejor te compro tu alma.

    Mario lo quedo viendo con los ojos entrecerrados, estaba tan débil y lleno de dolor que
    comenzó a creer lo que el tal Satanás le decía, por lo que le preguntó: bueno, bueno
    y en caso de que tu fueras ese wey que dices ¿cuanto me vas a pagar y como me lo voy a
    gastar si pienso matarme ahorita mismo cabrón?.

    Que bueno que agarraste la onda y ya estás negociando-le contestó-obviamente que antes que
    nada no te debes de matar, seré claro, te ofrezco diez años de vivir a toda madre, te apoyaré
    en todo lo que hagas y tendrás un chingo de suerte y ganarás un buen billete para gastarlo
    como se te de la gana, vencido el plazo nos encontraremos en este mismo lugar y te llevaré
    conmigo después de que yo te dispare, pues si lo haces tu, sería lo mismo.

    ¿Y porqué mejor no me das un billete y ya?-preguntó Mario que era un buen negociante-

    Mira-le dijo "Luci"- no es así el asunto, es necesario que creas en mi, lo que si puedo
    hacer es comprarte tu "pistolita" y verás que con esa "lana" tendrás suficiente para
    empezar a ganar un buen billete, pero tienes que CREER lo que te digo, si no, no funciona,
    te aclaro que no tienes que celebrar ningún rito ni plegarias ni nada por el estilo,
    tampoco tienes que estar fuera de la ley a menos que tu lo decidas, por mi parte, no
    te obligo a nada.

    No, pos suena bien-respondió ya casi convencido Mario-¿y cuanto me vas a dar por el arma?
    -preguntó.

    Lo que traigo en el bolsillo, toma-diciendo esto le ofreció a Mario un puñado de billetes,-

    Mario los tomo sin contarlos ya convencido y le entrego el arma al tipo, el cual la tomo
    y sonriendo se levantó y se fue caminando lentamente, mientras Mario lo seguía con la
    vista, asombrado todavía, sin salir de su sorpresa por haber creído lo que le había dicho
    el tal "satanás, o Luci o como se llamará el hombre aquel, de pronto escuchó en la lejanía
    una voz que le decía en tono grave, fuerte y seguro:

    NO TE ARREPENTIRÁS.

    Continuará...
    Un intelectual es el que dice una cosa simple de un modo complicado.
    Un artista es el que dice una cosa complicada de un modo simple.

    www.tumundomusical.com
Trabajando...
X