Historias de Terror.- - El Foro Libre
  • Si esta es tu primer visita al foro revisa la sección de FAQ dando click en el link anterior. Debes tener un registro en el foro antes de poder publicar: Da Click en la liga de registro para hacerlo. Para que puedas ver leer nuestros mensajes, selecciona el foro que deseas visitar en la sección de abajo.

Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

Historias de Terror.-

Colapsar
X
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes
  • Live
    chucha cuerera
    • mar 2012
    • 4826

    Historias de Terror.-

    les ha pasado algo ¨sobrenatural¨ que realmente les asuste?..
    "LA ADMINISTRACION DE UN FORO ES UNA POSICION DE SERVICIO NO DE PODER"
  • lagos
    Le Zumba la Malanga
    • mar 2012
    • 3538

    #2
    No

    A ti?...


    ~~~~~~~~~~~~~>

    Adherido: Llueve o truene, que NUNCA de los nuncases, se le añada otra regla más.

    Comentario

    • Live
      chucha cuerera
      • mar 2012
      • 4826

      #3
      no, en realidad soy totalmente escéptica, cuando murio mi padre le di el beneficio de la duda al mas alla... esa noche, mientras velaban su cuerpo me quede absolutamente sola en mi casa, todos estaban en el funeral, entonces, apague todas las luces, me puse una camisa suya, encendi una vela, me sente en su sillon favorito, me servi un whisky tal y como el lo tomaba y lo invoque en voz alta...

      papa!... Don Oscar! como yo lo llamaba, ven y dime lo que te quedo pediente...! (el murio a mediodia, durmiendo la siesta, o sea muerte repentina) y por mas que lo llame... nada de nada... le dije ok, si crees que me vas a asustar dame una señal... y nada.. vaya ni su perro ladro...

      si el mas alla existiera mi padre hubiera regresado!
      "LA ADMINISTRACION DE UN FORO ES UNA POSICION DE SERVICIO NO DE PODER"

      Comentario

      • Raven
        Drama Queen
        • mar 2012
        • 2310

        #4
        La Casa de la Familia

        Va otro cuentito en progreso...


        Cuando se mudaron al pueblo de su padre, Vanessa nunca se imaginó aquella casa, la cual era un poco vieja y se encontraba descuidada. La pintura comenzaba a desprenderse de las paredes que despedían un desagradable aroma a humedad. Estaba terregosa y llena de telarañas. Al abrir la puerta lo primero que se veía era un largo pasillo con piso de mármol. Del lado izquierdo había una puerta hacia la estancia y enfrente de ésta, del lado derecho, una puerta a la sala. Pasando las primeras puertas, del lado izquierdo estaba la puerta a la cocina (que por dentro tenía una puerta que la conectaba con la estancia y otra hacia la cochera) y del lado derecho había una puerta doble que iba al comedor, el cual no estaba separado de la sala por una pared, sino por desnivel. Al fondo del pasillo había un baño para visitas y un pasillo perpendicular al pasillo principal. En el extremo izquierdo del segundo pasillo estaba la puerta de la recámara para niños y en el extremo opuesto la puerta de la recámara matrimonial, de tal manera que si uno se paraba en una de las puertas y miraba hacia la recámara opuesta, se podía ver el interior.Solo dos recámaras, pero tenía en la parte trasera de la casa un pequeño apartamento para la empleada doméstica y una gran piscina casi del tamaño de la casa.

        No era la casa de los sueños de aquella familia, pero era vivienda gratis, pues pertenecía a los abuelos.
        Los abuelos de Vanessa vivían a la vuelta de su casa, en la misma cuadra. Eran 'gente bien', una de esas familias acaudaladas venidas a menos, pero con conexiones políticas. Se decía que el padre del abuelo, quien había sido un general muy importante, había hecho muchos enemigos en su camino. Por ahí oyó decir una vez la niña que su familia tenía puesto un maleficio. Todas las noches en punto de las diez se rezaba una oración especial en casa de Vanessa... y en las casas de todos los descendientes del general. Siempre con grandes velas e incienso aromático encendidos. Debajo de la cama del abuelo Vanessa llegó a ver que éste siempre conservaba un vaso con un huevo dentro, cáscara y todo, flotando en agua. A veces tenía algo rojo y negro. A veces el huevo giraba, otras parecía ser un ojo que flotaba inerte, como esperando que se asomara Vanessa para mirarle hasta el alma.

        La primer noche metieron todo en cajas y los muebles, aún envueltos en celofán, los retacaron en la sala y el comedor. Solamente armaron las camas para poder dormir a gusto. Vanessa y Gilberto se durmieron en sus camas gemelas. La de Vanessa estaba junto a la puerta del pasillo y la de Gil junto a la puerta del baño de su recámara. Los padres les dieron un beso y se fueron a acostar en su cama matrimonial. Cómo a las doce de la noche oyeron Macaria y Silverio unos fuertes golpes contra la pared de su cuarto, acompañados de gemidos nada recatados. Pensaron que les habían tocado por vecinos unos sadomasoquistas que nunca los dejarían dormir. Macaria le pidió a su marido que hablara con el vecino por si no se habían enterado que ya la casa estaba habitada. Tal vez pensando que la casa de enseguida estaba vacía daban rienda suelta a sus pasiones. Tal vez al enterarse de que ya la casa estaba ocupada serían más recatados, o harían menos ruido.

        A la mañana siguiente se despertó Macaria muy temprano y Silverio continuaba durmiendo como bebé recién nacido. Decidió seguir su ejemplo pero no pudo conseguir conciliar el sueño. Estaba entre molesta y desconcertada por los ruidos de la noche anterior. Decidió levantarse y ponerse a hacer algo para despejar la mente. Se puso una playera y unos jeans pensando que lo mejor sería comenzar por barrer la acera frente a su casa para así no hacerle ruido a su familia. Después de encontrar sus pantunflas y la escoba salió decidida a comenzar el día productivamente. Su sorpresa fue ver que su vecina estaba ya barriendo su propia parte de la acera. -¿Qué no está cansada después del 'malacanchonche' de anoche?- pensó Macaria. La volteo a ver de reojo y sus miradas se cruzaron, pues la vecina también la miraba de reojo de una manera que gritaba "me hago la que no quiero que te des cuenta que te estoy viendo, pero sí lo quiero". Esto le molestó un poco a Macaria quien decidió reclamarle lo de la noche anterior, pero la vecina se le adelantó preguntando - Vecina, ¿qué terminaron de acomodar todas sus cosas anoche? Parecía que hasta los cuadros andaban colgando pues se oían los martillazos contra la pared como a la media noche.-

        Transcurrieron un par de noches sin novedad. Macaria había decidido no comentarle nada a su marido por no sonar supersticiosa, ridícula. Para la cuarta noche en la casa ya hasta ella había olvidado lo sucedido. Seguían acomodando cosas en su nueva residencia, razón por la cual Macaria optó por preparar unos prácticos sándwiches para cenar. Cenaron rápidamente y los niños se fueron a lavar los dientes para dormirse. Silverio estaba en casa de sus papás. Macaria trataba de disfrutar de un momento tranquilo. La cocina era la única habitación cien porciento lista. Macaria estaba muy contenta con sus nuevos electrodomésticos. Eran principios de los 80’s y en aquel pueblo no cualquiera tenía un refrigerador que proporcionara agua o hielos con tan solo acercar el vaso y presionar un palanca. Macaria se sentó con la espalda hacia el refrigerador tratando de no pensar en todo lo que quedaba por hacer y reposó su cabeza sobre sus brazos recargados en la mesa. Se estaba quedando dormida cuando de pronto oyó el inconfundible sonido del refrigerador al dispensar agua. Volteó instantáneamente y nada más alcanzó a ver pequeño charco de agua en el piso. Alarmada vociferó _-¡No puede ser, no puede ser!- Silverio abre la puerta de la cocina y pregunta qué pasa. Ella, nuevamente presa del sentido común, contesta –Que el refri nuevo ya se averió.

        -¿Qué hago aquí?-se preguntó al encontrarse en pijamas en un callejón obscuro con espesa neblina. De repente alcanza a ver una misteriosa figura como de mujer, larga capa o gabardina negra (no se distinguía bien) y largo cabello platino. Sintió una especie de temor y curiosidad que le llevó a seguir a la figura hasta un portón de un edificio, más obscuro aún que la misma noche. Se quedó inerte frente a aquel portón sintiendo cómo el frío viento le helaba el cuerpo entero. Trató en vano de abrir el portón. Cuando estaba por desistir finalmente lo logra. Entra a la habitación de tenue luz proveniente de una vela a punto de extinguirse que se encontraba sobre una vieja mesa de madera en la cual alcanza a ver una hoja de papel. Se acerca a leer su contenido y se asombra al leer lo que dice. Siente que alguien le pica la espalda con un dedo y al voltear ve un gato negro que parece burlarse y pega un grito que parecen dos.
        -----¡Aaaaaaaaaaahhhhhhhhhhhhh!----gritaba la pareja al unísono. -¿Qué te pasa?- preguntaron de igual manera.
        –Tú primero- dijo él.
        -Soñé que iba por un callejón…
        -Con mucha neblina?
        -Sí…
        -Yo también, y seguía a una persona…
        -¿Vestida de negro?
        -Sí. Y había un gat..
        -Un gato negro.
        Esa noche ya no conciliaron el sueño.
        Nena lacónica. La papa en la boca y musho, musho sol. Achingá, esa era neurótica.

        Comentario

        • Lore
          Junior
          • mar 2012
          • 187

          #5
          Originalmente publicado por Live Ver Mensaje
          no, en realidad soy totalmente escéptica, cuando murio mi padre le di el beneficio de la duda al mas alla... esa noche, mientras velaban su cuerpo me quede absolutamente sola en mi casa, todos estaban en el funeral, entonces, apague todas las luces, me puse una camisa suya, encendi una vela, me sente en su sillon favorito, me servi un whisky tal y como el lo tomaba y lo invoque en voz alta...

          papa!... Don Oscar! como yo lo llamaba, ven y dime lo que te quedo pediente...! (el murio a mediodia, durmiendo la siesta, o sea muerte repentina) y por mas que lo llame... nada de nada... le dije ok, si crees que me vas a asustar dame una señal... y nada.. vaya ni su perro ladro...

          si el mas alla existiera mi padre hubiera regresado!


          Tal vez no tenia nada que decirte.

          Comentario

          • parmenides
            Stary bolshevik
            • mar 2012
            • 6989

            #6
            Cuando enfrentas el terror y el horror reales, toda historia acerca de lo sobrenatural pasa hacer un cuento de hadas. Yo les temo a los vivos, sobretodo a los pendejos con poder.
            Chingue a su madre Soytupadre.



            Comentario

            • Jarabe
              Sin título
              • jul 2014
              • 1419

              #7
              Originalmente publicado por Live Ver Mensaje
              les ha pasado algo ¨sobrenatural¨ que realmente les asuste?..
              Sobrenatural no, lo más extraño que he sentido, la sensación de alguna presencia, pero como soy muy terrenal, enseguida me lo he quitado de la cabeza.

              Lo que realmente me asusta es la enfermedad, la demencia senil, el alzheimer, llegar a una edad en la que dejemos de ser nosotros mismos.

              Editado por última vez por Jarabe; http://www.elforolibre.com/member/21948-jarabe en 09/08/14, 16:45:58.

              Comentario

              Trabajando...
              X