Federico Schiller, "El Guante" - El Foro Libre
  • Si esta es tu primer visita al foro revisa la sección de FAQ dando click en el link anterior. Debes tener un registro en el foro antes de poder publicar: Da Click en la liga de registro para hacerlo. Para que puedas ver leer nuestros mensajes, selecciona el foro que deseas visitar en la sección de abajo.

Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

Federico Schiller, "El Guante"

Colapsar
X
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes
  • mileyes
    Expulsado de elforolibre
    • abr 2012
    • 14858

    Federico Schiller, "El Guante"

    LITERATURA: "EL GUANTE"
    En los estrados del circo
    do luchan monstruos deformes,
    sentado el monarca augusto
    está con toda su corte.
    Los magnates le rodean
    y en los más altos balcones
    forman, doncellas y damas,
    fresca guirnalda de flores.

    La diestra extiende el monarca;
    ábrese puerta de bronce,
    y rojo león avanza
    con paso tranquilo y noble.
    En los henchidos estrados
    clava los ojos feroces,
    abre las sangrientes fauces,
    sacude la crin indócil
    y en la polvorosa arena
    tiende su pesada mole.

    La diestra extiende el monarca;
    rechinan los ferreos goznes
    de otra puerta , y ágil tigre
    salta al palenque veloce.
    Ruge al ver la noble fiera
    que en el circo precedióle
    muestra la roja graganta,
    agita la cola móvil,
    gira del rival en torno,
    todo el redondel recorre,
    y aproximándose lento,
    con rugido desacorde,
    hace lecho de la arena
    do yace el rey de los bosques.

    La diestra extiende el monarca;
    se abre al punto puerta doble,
    y aparecen dos panteras
    tintas en rubios colores.
    Ven tendido al regio tigre,
    y en contra raudas corren:
    más el león da un rugido
    y a sus pies tiéndense inmóviles

    Desde la alta galería
    blanco guante al sitio donde
    las terribles fieras yacen,
    revolando cayó entonces;
    y la bella Cunigunda,
    la más bella de la corte,
    a un gallarde caballero
    le decía estas razones:
    "Si vuestro amor es tan grande
    cual me juraís día y noche,
    recoged el blanco guante,
    como a un galan corresponde".

    Silencioso el caballero,
    con altivo y audaz porte,
    desciende a la ardiente arena,
    teatro de mil horrores;
    avanza con firme paso
    hacia los monstruos feroces,
    y con temeraria mano
    el blanco guante recoge.

    Voz de júbilo y asombro
    los callados aires rompe,
    y damas y caballeros
    aplauden al audaz joven.
    Ya sube al lucido estrado,
    ya está en los altos balcones,
    ya se dirige a la bella,
    ya con ojos seductores
    Cunigunda le promete
    de amor los supremos goces;
    mas el altivo mancebo
    grita: "Guarda tus favores";
    el guante al rostro le arroja,
    y huye de ella y de la corte.

    Federico Schiller
Trabajando...
X