"La Sociedad de los Poetas Muertos"... pasajes memorables - El Foro Libre
  • Si esta es tu primer visita al foro revisa la sección de FAQ dando click en el link anterior. Debes tener un registro en el foro antes de poder publicar: Da Click en la liga de registro para hacerlo. Para que puedas ver leer nuestros mensajes, selecciona el foro que deseas visitar en la sección de abajo.

Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

"La Sociedad de los Poetas Muertos"... pasajes memorables

Colapsar
X
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes
  • Sirius2b
    Le Zumba la Malanga
    • mar 2012
    • 5501

    "La Sociedad de los Poetas Muertos"... pasajes memorables

    LA SOCIEDAD DE LOS POETAS MUERTOS


    Dead Poets Society (traducida en Latinoamérica como La sociedad de los poetas muertos y en España como El club de los poetas muertos) es una película estadounidense dirigida por Peter Weir en 1989 con guion de Tom Schulman. Protagonizada por Robin Williams, narra el encuentro de un profesor de literatura con un grupo de estudiantes durante 1959 en una prestigiosa y conservadora academia. A través de la poesía, el profesor inspira un cambio en las vidas de sus alumnos. Ganó un Oscar al mejor guion original. En 1991 se publicó una adaptación del guion original, en forma de novela, escrita por la ex-reportera y editora Nancy H. Kleinbaum.[1]

    La historia acontece en una de las academias más prestigiosas de los Estados Unidos, el colegio Welton, en donde cuatro postulados marcarán la vida de los jóvenes. Tales valores son los siguientes: “Tradición, honor, disciplina y grandeza”.

    Es luego de esto que las autoridades presentan al nuevo profesor de literatura: John Keating; que cambiará la vida de un pequeño grupo de jóvenes. Posteriormente a la ceremonia, los jóvenes se reúnen en sus habitaciones, y Todd Anderson conoce a Neil Perry. Después conocen a Knox Overstreet junto con Charles Dalton, quienes ya se conocían anteriormente.

    Es en esta etapa donde se presenta en la película por primera vez el padre de Neil, una persona con creencias firmes que tiene programado el futuro de su hijo. Aquí es donde Neil da un giro de 180º en su personalidad y se convierte en una persona temerosa y sumisa en presencia de su progenitor. Neil muestra respeto hacia su padre aunque no esté de acuerdo con sus elecciones. A pesar de esto, no tiene el valor suficiente como para contradecirlo (a pesar de ser una persona muy expresiva).

    En los salones, los alumnos están esperando al nuevo maestro de literatura: John Keating. Este, al llegar al salón, pasa despreocupado haciendo ademanes curiosos y jugando con las luces. Luego, les indica a los alumnos que salgan del salón.

    Una vez fuera del salón, en un estante con recuadros de antiguos alumnos que Keating les cita, un poema dedicado a Lincoln, llamado “Oh Capitán, mi Capitán” (de Walt Whitman).

    Innovadoramente, el señor Keating les dice que si son osados podrán llamarlo así. Les muestra un cuadro en donde aparece la primera generación egresada de Welton; en donde todos los estudiantes deben concentrarse y escuchar. De pronto una voz de carácter lúgubre y del más allá se escucha diciendo “Carpe diem”. Es Keating nuevamente, que les explica el sentido de la vida haciendo una analogía con los alumnos antiguos. Les explica que ellos no supieron aprovechar el tiempo, y ahora, desde el otro mundo ellos claman por los estudiantes nuevos, para que no pierdan lo que no podrán a volver a recuperar: “El Tiempo”. Es aquí donde el tópico más famoso de la historia entra en acción, donde cada adolescente comienza a aprender el sentido de aprovechar el día, así logrando romper los esquemas del pensamiento formal y preso de un sistema educacional autoritario, represivo y conservador.

    Posteriormente, en una clase de literatura Keating les hace leer la introducción del libro de literatura que explica qué es la poesía, cómo se debe analizar y cómo se debe fabricar. “Basura”, dice Keating, y les hace arrancar toda la introducción del libro (he aquí otro acto rebelde para la época, e incluso para esta); pues la concepción de poesía para Keating es mucho más simplista: La poesía no tiene estructura, la poesía no tiene normas, solo crea y piensa en algo, dale el énfasis que necesitas y rompe esquemas.

    Más tarde los jóvenes se interesan por conocer quién fue el maestro, por eso consiguen su anuario y se enteran de La Sociedad de los Poetas Muertos. Le preguntan qué es eso y Keating les responde que eran reuniones realizadas en la Cueva India en pro de fabricar poesía, en pro de pensar libremente y expresar sus emociones, una verborrea que fluía como la savia de un árbol lastimado. Los jóvenes se interesaron y quisieron participar en ella; reanimarla para poder salir de lo común. Tras largos intentos por reunirse, los jóvenes, encabezados por Neil, una noche escapan a la cueva y comienzan un ritual; el que se ve reflejado en que la cueva está libre de los prejuicios de la sociedad y no hay nadie que pueda oprimirlos. Tal es el gusto a la libertad que declaran la guerra a los cuatro pilares de Welton, reemplazándolos por los siguientes: “Travesura, horror, decadencia, pereza”.

    Tras la primera reunión, los jóvenes le tomaron el gusto a la poesía, por lo que siguieron con las juntas. Los jóvenes van desarrollando su libertad interna y solo tratan de expresarla, por lo que Neil consigue el rol de protagonista en una obra de William Shakespeare. Todd logra despojar su timidez por un momento en una tarea de poesía, donde ésta fluyó espontánea, sin antes crearla. Knox se atrevió a declararle su amor a una joven sin importarle lo que pudiera suceder, y Charles invitó a dos chicas a la cueva, liberándose y planteando un tema: el de dejar entrar mujeres a Welton. Posteriormente se colocó un seudónimo: Nuwanda.

    En una publicación de la revista escolar, Charles coloca en un acto de rebeldía un artículo en donde sin prejuicios se hace hincapié a dejar ingresar chicas a Welton, con la firma de La Sociedad de los Poetas Muertos, por lo que el rígido Sr. Nolan decide llamar a conferencia con los estudiantes para investigar quién fue el que quebrantó los pilares de Welton. De pronto, suena un teléfono. Contesta Charles Dalton y dice: “Señor Nolan, es para usted. Es Dios, dice que debería haber chicas en Welton”.

    Keating va con los jóvenes reunidos y les dice que el “Carpe diem” no es solo una oración común: para hacer uso de ella hay que usar la razón y tener la capacidad de anticiparse a las consecuencias. Neil se siente triste porque su padre le dice que abandone el papel principal de la obra y le hace caso. Para encontrarle una solución a esta problemática decide ir muy triste a hablar con Keating. Él le recomienda hablar, atreverse, mirar a los ojos a su padre y decirle lo que a él realmente le gusta en la vida: “Carpe diem”; nada se pierde con intentarlo. Neil decide hacerle caso y hablar con su padre, quien supuestamente le brinda la oportunidad de actuar. Se está presentando la obra que es El sueño de una noche de verano, que simboliza la única oportunidad que Neil tendrá para poder cumplir su sueño: Ser actor. Allí, consigue el papel de Puck. Más repentinamente aparece su padre, quien, al concluir la obra, se lleva a casa a Neil sin felicitarlo por su excelente cometido.

    Todos alababan a Neil pero su padre no supo reconocer esto. En la noche en un acto ritual, luego de una discusión vocacional, Neil saca la corona que había utilizado en la obra y la coloca con mucha impotencia y tristeza en la ventana; representando así que sus sueños se le iban por la borda; todo quedaba en el aire, y la única solución es poner fin a su vida porque piensa que aprovechó el momento mientras fue feliz y su vida ya no tiene sentido porque su padre no le dejaría serlo. Piensa que su padre así entenderá que lo que importa es lo que su hijo quería ser y no la arbitrariedad de su decisión de imponerle un futuro no deseado, para poder así ayudar a toda una comunidad que padece los mismos problemas en Welton. Tras el suicidio de Neil, los jóvenes acongojados de la SPM sienten que el padre del fallecido fue el culpable y le endosan toda esta responsabilidad a él. Al contrario, el Señor Perry dice a las autoridades de Welton que Keating está rebelando a sus hijos y está tratando de convertirlos en libres pensadores cuando solo tienen 17 años.

    Por lo que el profesor de literatura es, a los ojos de Nolan y sus séquitos de la dirección, el culpable de dicho acto tan terrible. Lo culpan para limpiar el nombre de la escuela Welton. Para poder culpar a Keating, antes realizan un sumario e investigación en donde se obliga a firmar a cada uno de los “Poetas Muertos” y a reconocer que Keating fue el artífice de esto. Pues Cameron, uno de los compañeros de los chicos, estuvo de acuerdo con la dirección y también le echó la culpa a Keating, haciendo una declaración. Sin más remedio que irse, Keating recogía sus pertenencias durante una clase, para luego cruzar el salón por última vez; esta vez con el pupitre de Neil Perry vacío. Es aquí cuando Todd Anderson se levanta repentinamente y dice: “Nos obligaron a firmar, señor Keating”, Nolan reprende al alumno e insiste en que el profesor Keating se retire rapidamente. Justo antes de que el profesor se vaya los jóvenes, uno a uno comienzan a subirse sobre sus mesas diciendo: “Oh Capitán, mi Capitán” al que Keating responde con una breve y simple frase, pero que deja caer toda la gratitud, ya que no desecharon lo que él les enseñó e hicieron del “Carpe diem” una de las armas más letales contra la sociedad opresora: “Gracias muchachos, gracias”.


    Carpe Diem: Vivid el momento.

    Coged las rosas mientras aun tengan color pues pronto se marchitarán.

    La medicina, la ingeniería, la arquitectura son trabajos que sirven para dignificar la vida pero es la poesía, los sentimientos, lo que nos mantiene vivos.


    http://es.wikipedia.org/wiki/Dead_Poets_Society
    Editado por última vez por Sirius2b; http://www.elforolibre.com/member/59-sirius2b en 16/04/12, 12:10:49.
    "He regrezado... "
    http://i208.photobucket.com/albums/bb52/Sirius2b/toddd_zpse30b5e35.png
  • Sirius2b
    Le Zumba la Malanga
    • mar 2012
    • 5501

    #2




    "He regrezado... "
    http://i208.photobucket.com/albums/bb52/Sirius2b/toddd_zpse30b5e35.png

    Comentario

    • Sirius2b
      Le Zumba la Malanga
      • mar 2012
      • 5501

      #3




      "He regrezado... "
      http://i208.photobucket.com/albums/bb52/Sirius2b/toddd_zpse30b5e35.png

      Comentario

      • La Foca
        Junior
        • mar 2012
        • 165

        #4
        Seriously? Dead Poet Society es una colección de "citas-citables" para huevonazos, cursis y fantoches. OMFG !!!
        sigpic

        Comentario

        • Kora
          Junior
          • jul 2012
          • 3

          #5
          Muy buen resumen, Sirius 2b.

          La verdad es que esta película me impactó más de lo que esperaba, habla de un tema tan bonito como la poesía o la literatura de una manera particular, y única en su estilo. Peter Weir hizo una buena película.

          Me gustaría recordar algunas frases de la película, que hacen que la recuerde mejor, y que entendamos mejor lo que nos quiere demostrar, la trascendencia etc.

          Coged las rosas mientras podáis,
          veloz el tiempo vuela.
          La misma flor que hoy admiráis,
          mañana estará muerta.

          La verdad es como una manta que siempre te deja los pies frios, la estiras, la extiendes pero nunca es suficiente.
          La sacudes, le das patadas pero desde que llegamos llorando a que nos vamos muriendo,
          solo nos cubre la cara mientras gemimos, lloramos y gritamos.


          Me he subido a mi mesa para recordar que hay que mirar las cosas de un modo diferente.
          El mundo se ve distinto desde aquí arriba.

          Oh mi yo, oh vida de sus preguntas
          que vuelven del desfile interminable de los desleales,
          de las ciudades llenas de necios
          ¿qué hay de bueno en estas cosas?"

          Respuesta: "Que tú estás aquí,
          que existe la vida y la identidad,
          que prosigue el poderoso drama

          y que tú puedes contribuir con un verso...
          ¡que prosigue el poderoso drama
          y que tú puedes contribuir con un verso!

          Comentario

          • Lore
            Junior
            • mar 2012
            • 187

            #6
            No he visto la película , aunque si habia leido sobre ella, pero no me dan ganas de verla , sera que Robin Williams siempre me ha parecido mas que actor un bufon.

            Comentario

            • Biguimot
              Le Zumba la Malanga
              • may 2013
              • 1660

              #7
              Hola,
              Robin Williams un grande y la pelìcula muy buena. En esta pelìcula él y Robert Sean Leonard impactan; todos muy bien en realidad.

              La vi ya tres veces y no me cansa.

              Saludos.
              He aprendido a no intentar convencer a nadie. El trabajo de convencer es una falta de respeto, es un intento de colonización del otro.
              (Saramago)

              Comentario

              Trabajando...
              X