Opiniones sobre este libro: El fin de las religiones (Primera parte) - El Foro Libre
  • Si esta es tu primer visita al foro revisa la sección de FAQ dando click en el link anterior. Debes tener un registro en el foro antes de poder publicar: Da Click en la liga de registro para hacerlo. Para que puedas ver leer nuestros mensajes, selecciona el foro que deseas visitar en la sección de abajo.

Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

Opiniones sobre este libro: El fin de las religiones (Primera parte)

Colapsar
X
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes
  • Mario coral
    Junior
    • sep 2014
    • 3

    Opiniones sobre este libro: El fin de las religiones (Primera parte)

    “Esta esun adelandel libro que estoy por terminar, un libro que revela las mentiras que las religiones han utilizado para esclavizar al ser humano, además de mostrar verdades que han estado ocultas desde el principio de los tiempos”

    Les dejo un avance espero sus comentarios.
    INTRODUCCIÓN. “CONOCERÉIS LA VERDAD”

    La verdad tiene un poder muy grande, tiene el poder de liberarnos de la mentira. El libro que tienes en tus manos presenta verdades que han estado oculta ante nuestros propios ojos desde hace mucho tiempo, verdades que nos muestran nuestro verdadero origen, un origen que no imaginamos: fuimos creados por dioses extraterrestres con el objetivo de convertirnos en sus adoradores.
    Para lograr esto, los dioses creadores insertaron en nuestro código genético una necesidad que nos acompañaría durante el resto de nuestra existencia como especie: la necesidad de tener dioses a quienes adorar, a quienes alimentar con nuestras oraciones.
    Pero esta no es la única verdad que nos han ocultado; la presencia del ser humano sobre la tierra no es tan reciente como nos lo han hecho creer, a lo largo de la historia han existido diversas civilizaciones de seres humanos que han habitado este planeta, algunas de ellas poseedoras de una tecnología mucho más avanzada que la nuestra y aún así; desaparecieron sin dejar constancia de su presencia aquí en la tierra. ¿Sucederá lo mismo con nosotros?
    ¿Cómo puedo estar tan seguro de esto? Por que lo dice la Biblia. Así es, la Biblia es una fuente de verdades, verdades que tienen el poder de minar las bases mismas de la religión cristiana y de cualquier religión en sí. ¿Cómo descubrir estas verdades ocultas? Para lograrlo tenemos que abrir los ojos, debemos aprender a ver más allá de las simples palabras, analizando cada texto con el objetivo de descubrir la verdad que nos oculta.
    Pero la Biblia no es mi única fuente de información, otros dos libros muy importantes me ayudaron a comprender estas verdades: El Chilam Balam de Chumayel y el Popol Vuh de los mayas quiches. Ambos libros pertenecen a la cultura maya, son manuscritos escritos después de la conquista que recogen una serie de tradiciones orales a través de las cuales el pueblo maya narra su historia, sus costumbres y su cosmovisión sobre el origen del hombre. Los dos libros fueron escritos en un lenguaje lleno de símbolos y figuras, y al igual que la Biblia; contienen un mensaje oculto. A través de ellos los sabios mayas nos cuentan su verdadera historia, una historia donde figuran diversos dioses extraterrestres procedentes de las estrellas.
    Además de estas fuentes literarias existen diseminadas alrededor del mundo innumerables pruebas que sustentan lo que acabo de exponer: construcciones antiquísimas que desafían la historia por que su origen se remonta a épocas en donde supuestamente el ser humano aún no existía; objetos que fueron fechados en épocas donde según la historia oficial aún no existía el conocimiento para fabricarlos; pinturas, murales y figuras que dan cuenta de la imagen de estos seres extraterrestres presentes en nuestro pasado.
    Todas estas fuentes aisladas unas de otras puede ser que no tengan mucho peso, pero cuando las analizas en forma conjunta logras ver el rompecabezas completo y descubres cuál es nuestro verdadero pasado y que nos depara en futuro. ¿Te encuentras listo para conocer la verdad?
    I.- VERDADES OCULTAS, MENTIRAS DESCUBIERTAS.

    1.1.- Una pequeña parte de mi historia.

    ¿Qué nos hace ser lo que somos? Somos lo que somos gracias a nuestra historia, gracias a las experiencias de vida. Estas nos moldean, nos transforman, hacen que cambiemos de ideas, de opiniones y finalmente definen lo que podemos llegar a ser. Nada de lo que nos ocurre en la vida es malo en su totalidad, siempre podemos sacar algo bueno de nuestras experiencias de vida por difíciles que estas sean.
    Conocimos la iglesia Adventista del Séptimo día durante nuestro primer año en la universidad, nos bautizamos a los pocos meses de haber puesto un pie por primera vez en el templo. Durante los primeros años, etapa que los cristianos llaman “el primer amor”, todo marchaba de maravilla…..

    Continua………

    1.2.- Dos dioses, dos creaciones.

    Las personas que han leído la Biblia con detenimiento no pueden dejar de notar las diferencias que existen entre el Dios de los hebreos presente en el antiguo testamento y el Dios que Jesús mostró en el nuevo testamento.
    Estas notables diferencias fueron las que me dieron el punto de partida que necesitaba para encontrar la respuesta a nuestro dilema. Había dos teorías posibles mediante las cuales se podía explicar este cambio de carácter. La primera tenia que ver con un dios bipolar, que en el antiguo testamento se comporta de una forma y en el nuevo testamento se comporta de otra forma totalmente opuesta a la anterior. La Biblia declara que Dios no cambia, por lo tanto; las diferencias de carácter presentes en el antiguo y en el nuevo testamento no se debían a un cambio repentino de personalidad, por lo que nuestra primer teoría quedaba descartada. La segunda teoría apuntaba a la existencia de dos dioses diferentes.
    Buscando en la Biblia otros pasajes que me ayudaran a descubrir la verdad descubrí que efectivamente cada una de estas personalidades pertenecía a un Dios diferente y ambos estaban presentes en el primer libro de la Biblia, pero eso no fue todo; descubrí que en realidad en el libro de génesis se presentan dos creaciones diferentes, cada una de ellas protagonizada por uno de estos dos dioses.
    Así es, el relato del génesis bíblico nos cuenta dos historias diferentes, el primer capítulo nos narra la forma en como Dios creó todo lo que existe y cuando la tierra estuvo terminada, este mismo Dios creó al ser humano. La segunda historia descubre a otro Dios; Jehová Dios, este otro Dios no interviene en la creación de la tierra, y aparece en escena aproximadamente al tercer día de la creación, cuando la tierra aún no contaba con las condiciones necesarias para que el ser humano pudiese prosperar, pero es en este momento cuando Jehová Dios decide crear a su propio ser humano. Para solucionar este pequeño problema, Jehová Dios crea un lugar especial llamado el Jardín del Edén. Identifiquemos primero a estos dos dioses.
    “En el principio creó Dios los cielos y la tierra” (Gen, 1:1)

    Continúa………

    1.2.1.- Génesis científico.

    En el principio creó Dios los cielos y la tierra. (Gen. 1:1)

    Un pasaje tan corto puede encerrar un evento con una duración de tiempo inimaginable. Este pasaje nos habla de un principio, en este principio fueron creados los cielos y la tierra, ahora supongamos que al decir “los cielos y la tierra” el pasaje está incluyendo todo el universo físico conocido, en un principio toda la materia existente en el universo fue creada por Dios, nótese que la Biblia en este pasaje dice que fue “Dios” y no “Jehová” Dios quien creó todo lo que existe.

    Para un cristiano todo lo que existe fue creado de la nada, todo se origino a partir de la palabra de Dios, Dios habló y existió. Pero en realidad no fue así, la propia Biblia nos dice lo contrario, así pues todo lo que existe llegó a existir a partir de una materia precursora. Veamos el siguiente pasaje:
    “Por la fe entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía” (Heb. 11:3)
    El apóstol Pablo dice que todo lo que se ve, fue creado por “Dios” a partir de lo que no se veía, Pablo en ningún momento nos dice que todo lo que existe fue creado a partir de la nada.

    Continúa………

    1.2.2.- La otra creación.

    “Estos son los orígenes de los cielos y de la tierra cuando fueron creados, el día que Jehová Dios hizo la tierra y los cielos, y toda planta del campo antes que fuese en la tierra, y toda hierba del campo antes que naciese; porque Jehová Dios aún no había hecho llover sobre la tierra, ni había hombre para que labrase la tierra, sino que subía de la tierra un vapor, el cual regaba toda la faz de la tierra” (Gen. 2:4-6)

    Probablemente el pasaje anterior sea un intento por unificar las dos versiones de estos dos eventos diferentes. A partir de aquí se puede observar en la escena a este otro Dios, a Jehová Dios. De acuerdo con los eventos que se describen en génesis uno, Jehová comienza a actuar mas o menos entre el segundo y el tercer día de la creación, cuando la tierra aún no contaba con las condiciones necesarias para sustentar la vida. El vapor que subía de la tierra seguramente tenia su origen en los lagos termales que aún quedaban sobre la superficie de la tierra y es lógico suponer que en este momento la temperatura de la tierra aún era demasiado elevada para que el ser humano pudiera sobrevivir.

    Continúa………

    1.3.- La verdadera historia de Jehová, el Dios de Israel.

    Hemos descubierto una verdad que ha estado ante nuestros ojos pero que aún así ha permanecido oculta desde hace miles de años, el ser humano actual es el producto de la hibridación de dos especies de humanos diferentes. No pretendo con esto echar abajo la teoría de la evolución, se que no cuento con las herramientas necesarias para esto, tampoco me interesa, cada ser humano es libre de creer lo que bien le parezca. Finalmente descubrir nuestro verdadero origen no va a cambiar nuestro presente, nuestro presente va a cambiar solo si nosotros cambiamos.

    Estas dos especies de seres humanos antecesores del hombre moderno, tienen cada una de ellas un origen diferente, fueron creadas por dos dioses diferentes con un objetivo específico. Jehová creó a Adán en un ambiente controlado, lo confino a un espacio cerrado, el jardín del Edén. En este lugar Adán contaba con todo lo necesario para llevar una vida plena; alimento en abundancia, agua, un clima confortable, seguridad, etc. Pero aunque la jaula sea de oro, no deja de ser una jaula. Para entender mi punto de vista imaginemos a un monito viviendo en medio de la selva, este animal cuenta con los medios suficientes para sobrevivir pero no está exento de ser presa de algún depredador, sufrir escases de alimentos, enfermarse, etc. Ahora; imaginemos a otro monito viviendo en un zoológico, su jaula es muy grande, imitaron perfectamente el ambiente de la selva, no tiene depredador alguno, tiene alimento en abundancia y si sufre alguna enfermedad, los médicos veterinarios del zoológico inmediatamente lo atienden, ¿Cuál de los dos animales es más feliz?

    Continúa………

    1.4.- ¿El verdadero carácter de Jehová Dios?

    “Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. Él ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira” (Juan 8:44)

    Cuando leemos en el antiguo testamento la historia del pueblo de Israel generalmente pasamos por alto el trasfondo y nos quedamos solo con aquello que nos enseñan en nuestras congregaciones o con la versión oficial que es de dominio público por al menos en alguna de sus partes, pero hay otra realidad que está oculta y que muestra la verdadera cara de Jehová Dios, a través de ella descubrimos que Jehová Dios no es este Dios de justicia que tanto pregonan los Testigos de Jehová a través de la Watch Tower, es en realidad un Dios (extraterrestre) manipulador, egoísta, mentiroso, asesino de mujeres, niños y ancianos, que no tiene respeto alguno por la humanidad y que no duda en hacer cualquier cosa posible con tal de alcanzar sus objetivos.

    Continúa………

    1.5.- El origen de Jehová Dios.

    “Y plantó Abraham un árbol tamarisco en Beerseba, e invocó allí el nombre de Jehová Dios eterno” (Gen. 21.33)

    Para los cristianos, Jehová es un Dios eterno, un Dios que siempre ha existido y siempre existirá. ¿Es posible que algo o alguien no tenga un principio? Yo creo que todo tiene un principio, tal ves este principio sea tan lejano para nosotros que no alcancemos a dimensionar el espacio de tiempo y entonces este espacio de tiempo simplemente se convierte en la eternidad. La Biblia declara que Jehová Dios, al igual que nosotros tiene un principio, pero esto no es todo; los pasajes que vamos a estudiar a continuación nos muestran que al igual que nosotros Jehová Dios tiene o por lo menos tuvo un padre y una madre.

    Descubrí esto último cuando vivíamos en Dzidzantún, una comunidad ubicada a dos horas de Mérida. Teníamos tres meses de haber llegado a Yucatán y durante este tiempo nos habíamos congregado con regularidad en la iglesia adventista local. Habíamos hecho algunas amistades en la iglesia durante este tiempo pero también es cierto que algunos hermanos no nos veían con buenos ojos debido a los comentarios que en ocasiones hacia durante el estudio de la escuela sabática, uno de estos comentarios tenia que ver con el origen de Dios y gracias a esto recibí una semana después la visita de uno de los ancianos de la iglesia, un viernes por la tarde llegó a la casa el hermano Andrés Chi.

    —Mario, te busca el hermano Andrés—. Me avisó mi esposa.
    — Dile que ya voy.

    Continúa………

    1.6.- Dios de Dioses.

    “Por que Jehová vuestro Dios es Dios de dioses y señor de señores, Dios grande, poderoso y temible, que no hace acepción de personas, ni toma cohecho” (Deut. 10:17)

    Si existe un ser extraterrestre que se hace pasar por Dios ante un pueblo, ¿Qué impide que existan otros extraterrestres que de igual forma se hagan pasar por Dioses ante otras culturas?

    De acuerdo con el pasaje anterior, Jehová Dios no es el único ser que tiene una naturaleza “divina”, además de él existen otros “dioses” sobre los cuales Jehová Dios gobierna. Este no es el único pasaje que nos hace pensar lo anterior, en las sagradas escrituras existen muchos versos en diversos libros que hablan sobre el mismo tema (Salmos 50:1; Daniel 2:47).

    Los teólogos cristianos afirman que estos pasajes hacen referencia a los ídolos de los pueblos, a los dioses que no son dioses, que no ven, ni oyen, a los dioses de madera, de piedra y de barro, pero si esto fuera verdad, el contenido de estos textos carecería de lógica, literalmente lo tendríamos que traducir de la siguiente forma.

    “Por que Jehová vuestro Dios es Dios de —ídolos de madera, barro y piedra que no ven, ni oyen, ni escuchan—y señor de señores, Dios grande, poderoso y temible, que no hace acepción de personas, ni toma cohecho” (Deut. 10:17)

    Continúa………

    1.7.- Dioses extraterrestres.

    Las guerras entre dioses también forman parte del folclor cultural de muchos pueblos; Sumerios, Babilonios, Asirios, Judíos, Hindúes, Egipcios, Tibetanos, Culturas mesoamericanas como los Olmecas, Incas, Aztecas y los propios Mayas.

    Si buscamos en los diversos registros históricos de cada una de estas culturas (leyendas, epopeyas, gravados en piedra, manuscritos, etc.) vamos a encontrar indicios de que efectivamente civilizaciones extraterrestres convivieron con estas culturas en un pasado muy remoto.

    Hasta hoy el origen del pueblo sumerio resulta aún desconocido para los arqueólogos, esta cultura habitó entre los ríos Tigris y Éufrates en la zona de Mesopotamia. Este pueblo consideraba que sus dioses procedían de las estrellas y su historia, considerada como un mito solamente por la comunidad científica, se relata en las tablillas de Sumer. De acuerdo con este documento histórico, los Anunnaki (Los que de cielo a la tierra descendieron) llegaron a la tierra hace miles de años procedentes de un planeta llamado “Nibiru”, el cual pasa cerca de nuestro sistema solar cada 3600 años. De acuerdo con el relato de las tablillas, el planeta de los Anunnaki es un planeta muy frío, debido a esto, sus habitantes se vieron en la necesidad de buscar la forma de calentar su atmosfera, descubrieron que pulverizando un metal que nosotros conocemos como oro, se lograba incrementar la temperatura de su planeta debido al efecto espejo provocado.

    En la tierra encontraron grandes cantidades de este material y decidieron extraerlo y llevarlo a su planeta. Con el paso del tiempo sus trabajadores se cansaron de extraer este preciado material y realizaron una huelga generalizada. Para solucionar este problema a Enki, unos de sus jerarcas se le ocurrió crear una nueva especie de esclavos que trabajaran en las minas. Para esto combinaron ADN Annunaki con el ADN de nuestros antepasados “homínidos” y gracias a esto surgió el hombre moderno.

    Continúa………

    1.8.- Los hijos de Dios.

    “Aconteció que cuando comenzaron los hombres a multiplicarse sobre la faz de la tierra, y les nacieron hijas, que viendo los hijos de Dios que las hijas de los hombres eran hermosas, tomaron para sí mujeres, escogiendo entre todas” (Gen. 6:1,2)

    Los dioses extraterrestres no son los únicos seres de otros mundos que han habitado entre nosotros desde el principio de los tiempos, además de ellos existen otros seres que en la Biblia sin llamados “los hijos de Dios”. Estos seres a diferencia de los dioses no buscan la adoración del ser humano, ya que ellos poseen una naturaleza similar a la nuestra, una naturaleza carnal con todo lo que ello implica.

    El primer pasaje donde aparecen estos hijos de Dios se encuentra en el libro de Génesis, a través de él se nos cuenta como es que estos hijos de Dios al ver hermosas a las hijas de los hombres sintieron deseos de poseerlas sexualmente, tomaron para si mujeres y engendraron con ellas hijos.

    A lo largo de la historia este pasaje ha causado polémica dentro del medio cristiano, ¿Quiénes son estos hijos de Dios que tuvieron relaciones con las hijas de los hombres?, ¿Ángeles? ¿Hombres fieles a Jehová? ¿Extraterrestres? Algunos teólogos consideran que "los hijos de Dios” son descendientes de Set, hijo de Adán, mientras que las hijas de los hombres son hijas de Caín. Otros más creen que los “hijos de Dios” fueron ángeles que tomaron cuerpo de hombre y tomaron para si mujeres. Cada grupo defiende su postura y ambos exponen los errores de sus oponentes, a través del presente estudio descubriremos la verdad detrás de esta historia.

    El primer punto que hay que destacar es que estos seres son hijos de Dios, no son hijos de Jehová Dios. El segundo punto de importancia tiene que ver con las características de los descendientes producto de esta unión entre dos especies diferentes.

    “Había gigantes en la tierra en aquellos días, y también después que se llegaron los hijos de Dios a las hijas de los hombres, y les engendraron hijos. Estos fueron los valientes que desde la antigüedad fueron varones de renombre” (Gen. 6:4)

    El pasaje nos dice que en aquellos días, cuando los hijos de Dios tuvieron relaciones con las hijas de los hombres, había gigantes en la tierra, estos gigantes existieron también después de que esta unión se consumo. Posteriormente nos dice que los hijos producto de esta unión fueron los valientes que desde la antigüedad fueron varones de renombre. Tres actores podemos observar en estos pasajes: A los hijos de Dios, a los gigantes y a la descendencia de los hijos de dios, considerados los valientes que desde la antigüedad fueron varones de renombre.

    Continúa………


    1.9.- Civilizaciones perdidas.

    “¿Qué es lo que fue? Lo mismo que será. ¿Qué es lo que ha sido hecho? Lo mismo que se hará; y nada hay nuevo debajo del sol. ¿Hay algo de que se puede decir: He aquí esto es nuevo? Ya fue en los siglos que nos han precedido. No hay memoria de lo que precedió, ni tampoco de lo que sucederá habrá memoria en los que serán después (Eccl. 1:9)

    De acuerdo con la Biblia, Salomón fue el hombre más sabio que ha existido sobre la tierra, y es lógico suponer que su sabiduría le permitió encontrar las respuestas a las preguntas que la humanidad se ha planteado desde hace mucho tiempo. Y creo que efectivamente así fue, Salomón además de sabiduría poseía una riqueza inimaginable, gracias a esta riqueza tenia acceso a todo el conocimiento humano generado hasta ese momento, además de contar con los medios necesarios para visitar todos y cada uno de los lugares de su interés con el objetivo de encontrar las respuestas a las preguntas de su interés.
    Vimos ya como en un pasaje del libro de proverbios, Salomón nos descubre el origen de Dios, pero este no es el único secreto que nos revela por medio de sus escritos. El mayor de todos los secretos tiene que ver con nuestro propio futuro como especie.

    Antes de entrar de lleno a este tema vamos a analizar el impacto emocional que el descubrimiento de estas verdades causo en el sabio rey Salomón.
    “Vanidad de vanidades, dijo el predicador; vanidad de vanidades, todo es vanidad” (Ecl. 1:2)

    Continúa………

    1.10.- El destructor

    “He aquí yo hice el herrero que sopla las ascuas en el fuego, y que saca la herramienta para su obra; y yo he creado al destruidor para destruir” (Isa. 54:16)

    ¿Qué fue lo que provocó la extinción de estas civilizaciones? Tal vez los cambios ambientales que ellos mismos provocaron con sus actividades, el nivel de tecnología que estas civilizaciones tuvieron necesariamente requirieron de la extracción y explotación de los recursos naturales de la tierra. ¡O tal ves fue otra la causa de su extinción!
    Una posible respuesta tiene que ver con uno de los mitos más extendidos en el planeta: la existencia de un planeta desconocido que cada determinado tiempo se acerca a la tierra. De acuerdo con diversos mitos la gravedad de este planeta fue la causante del desvió del eje terrestre hace varios milenios, este planeta se conoce con varios nombres, he aquí algunos de ellos: Planeta X, Ajenjo, Nibiru, Hercobulus, Marduk y el destructor.

    Uno de los posibles cambios que este planeta desconocido pudiera traer sobre la tierra en caso de que llegase a pasar cerca del mismo seria el cambio de los polos, este evento traería consigo una serie de catástrofes ya profetizadas en la Biblia.

    “El segundo Ángel tocó la trompeta, y como una gran montaña ardiendo en fuego fue precipitada en el mar; y la tercera parte del mar se convirtió en sangre. Y murió la tercera parte de los seres vivientes que estaban en el mar, y la tercera parte de las naves fue destruida (Apoc. 8:8,9).”.

    “El tercer Ángel tocó la trompeta, y cayó del cielo una gran estrella, ardiendo como una antorcha, y cayó sobre la tercera parte de los ríos, y sobre las fuentes de las aguas” (Apoc. 8:10).

    Y el nombre de la estrella es Ajenjo. Y la tercera parte de las aguas se convirtió en ajenjo; y muchos hombres murieron a causa de esas aguas, porque se hicieron amargas (Apoc. 8:11).

    Continúa………
  • mileyes
    Expulsado de elforolibre
    • abr 2012
    • 14858

    #2
    Esto podrías ponerlo en el foro de Religión.

    Comentario

    • eleonora
      Junior
      • mar 2016
      • 69

      #3
      Las ideas que presenta no son nada descabelladas y se ajustan bastante a las tablillas sumerias. Interesante

      Comentario

      Trabajando...
      X