Salomón, el rey judío que NUNCA exisitó - El Foro Libre
  • Si esta es tu primer visita al foro revisa la sección de FAQ dando click en el link anterior. Debes tener un registro en el foro antes de poder publicar: Da Click en la liga de registro para hacerlo. Para que puedas ver leer nuestros mensajes, selecciona el foro que deseas visitar en la sección de abajo.

Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

Salomón, el rey judío que NUNCA exisitó

Colapsar
X
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes
  • Cutter Biondo
    Capitán de Mar y Guerra
    • abr 2012
    • 4583

    Salomón, el rey judío que NUNCA exisitó

    A ver qué opinan de esta nota, que me pareció muy interesante:

    ================================================== =======================================

    Desde pequeños, se nos han enseñado las historias bíblicas como si fuesen acontecimientos históricos. Estas historias han sido reflejadas en películas, en la literatura, en el imaginario popular, y toda la tradición cultural occidental, y por extensión la mundial, bebe de estas fuentes.

    Aunque hace más de dos siglos que primero los teólogos, y más recientemente los arqueólogos, han venido dudando de la historicidad bíblica, aún hoy se sigue manteniendo como verdad histórica hechos, reinados, construcciones y otras muchas narraciones que no son más que fábulas inventadas por los escribas judíos para engrandecer el pasado de los reyes y los sacerdotes judíos. Esta práctica de falsear la historia ha sido común en todas las culturas del planeta, e incluso hoy en día se siguen financiando y fomentando por organizaciones y agentes bien pagados (y por ingenuos), historias inventadas, fábulas nacionales, con su respectiva Aracadia Feliz primigenia.

    ¿Y Salomón?

    Bueno, Salomón representa la Arcadia Feliz de los judíos.

    Y precisamente, el caso más conocido e incuestionable de fraude histórico recogido en la Biblia, es el del Rey Salomón. Ni un sólo indicio arqueológico, ni una sola ruina con su nombre, ni un solo cartucho, ni una sola referencia de algún pueblo extranjero, se ha encontrado, fuera del texto bíblico, hasta la fecha sobre tan fabuloso monarca.

    Veamos lo que la Biblia (los escribas) nos cuentan sobre el Rey Salomón.

    1. Heredó un inmenso imperio conquistado por su padre David que se extendía desde Nilo en Egipto hasta el río Éufrates en Mesopotamia (1 Reyes 4:21; Gén. 15:18; Deut. 1:7,11:24; Jos. 1:4; 2 Sam. 8:3; 1 Crón. 18:3).

    2. Tenía una gran riqueza y sabiduría (1 Reyes 10:23).

    3. Administró su reino a través de un sistema de 12 distritos (1 Reyes 4:7).

    4. Poseyó un gran harén, el cual incluía a "la hija del faraón" (1 Reyes 3:1; 1 Reyes 11:1,3; 1 Reyes 9:16).

    5. Honró a otros dioses en su vejez (1 Reyes 11:1-2,4-5).

    6. Consagró su reinado a grandes proyectos de construcción (1 Reyes 9:15,17-19), incluyendo:

    — el Templo (1 Reyes 6).

    — el Palacio Real (1 Reyes 7:2-12).

    — las murallas de Jerusalén,

    — el Milo (un relleno de tierra hecho para ampliar Jerusalén) (1 Reyes 11:27)

    — las ciudades reales de Meguido, Hazor, y Gezer, las ciudades almacenes, ciudades para sus jinetes y ciudades para sus carros a lo largo de su imperio.
    Las ciudades de Hazor, Meguido y Gezer han sido excavadas extensamente. Se encontró en todas ellas un estrato que contenía grandes palacios, templos y fortificaciones. No se encontró el nombre de Salomón, pero en cambio sí el cartucho del faraón de la XVIII Dinastía Amenofis III (Amenhotep III, Mennom III). En Jerusalén no ha sido posible excavar en el monte del templo, pero las extensas excavaciones realizadas en la ciudad, incluso en las áreas adyacentes al monte del templo, no han revelado la existencia de ningún palacio salomónico. Es más, la excavación del Millo ha revelado (según la alfarería encontrada en él) que su construcción original también fue contemporánea del reinado de Amenofis III de la XVIII Dinastía egipcia.
    The Amazing Cutter Biondo


  • Cutter Biondo
    Capitán de Mar y Guerra
    • abr 2012
    • 4583

    #2
    Amenofis III, conocido en tiempos antiguos como el "Rey de Reyes" y "Señor de Señores," fue un faraón de la gloriosa XVIII Dinastía de Egipto. Al igual que el Salomón bíblico, heredó un inmenso imperio cuya influencia se extendía literalmente desde el Nilo al Éufrates. En contraste con el imperio de Salomón, el imperio de Amenofis es histórica, y arqueológicamente, indiscutible. Los edificios, monumentos, documentos, artículos, y otros numerosos vestigios de su reinado son universales e incomparables (con la posible excepción de los que dejó el faraón de la XIX Dinastía, Ramsés II).

    El reinado completo de Amenofis III fue consagrado a la construcción de monumentos a lo largo de Egipto, Canaán y Siria. Aparte del templo más glorioso de la antigüedad en Luxor, construyó otros muchos templos de diseño similar a lo largo de Egipto y en el resto de su imperio, incluso en las ciudades fortificadas cananeas de Hazor, Meguido, Gezer, Laquis y Bet-seán.

    Fue durante el reinado de Amenofis III cuando Gezer y otras ciudades principales de Palestina fueron fortificadas como las guarniciones reales egipcias, y se las dotó de refinados templos y palacios.

    La Biblia dice que durante los días de Salomón, el faraón de Egipto capturó la ciudad cananea de Gezer y se la regaló a su hija como dote de su matrimonio con Salomón (1 Reyes 9:16-17).

    Era una costumbre obligatoria para Amenofis III casarse con "la hija del faraón" para asegurarse el trono. Esto es precisamente lo que hizo cuando se casó con Sitamon, la hija de su padre, el faraón Thutmosis IV.

    La red de ciudades fortificadas de la XVIII Dinastía egipcia también incluía a Jerusalén. Si las construcciones de Amenofis III en Gezer, Hazor, Meguido han sido encontradas, parece más que posible que Amenhotep edificara un magnífico templo en el venerado Monte del Templo de Jerusalén. La estructura adyacente al Monte del Templo de Jerusalén, conocida tradicionalmente como los "establos de Salomón," es consistente con la arquitectura de las ciudades fortificadas de Amenofis. La arqueología también ha confirmado que durante su reinado se guardaron carros en estas ciudades en grupos de entre treinta a ciento cincuenta cada uno.

    Las antiguas minas de Timna, en el desierto del Neguev, conocidas como las "minas de Salomón," "son anteriores a Salomón en unos trescientos años [según la cronología convencional]," datándolas una vez más en los tiempos de Amenofis III. Cobre de Timna, oro del Sudán, otros metales preciosos, joyas y piedra de alta calidad fueron utilizados en gran abundancia en los templos de Amenofis, así como en los del pretendido rey Salomón. Una estela del templo funerario de Amenofis III alardea de que el templo fue "embellecido por todas partes con oro, su suelo brilla como la plata... con estatuas reales de granito, de cuarcita y de piedras preciosas." La cantidad de materiales empleados en otro templo construido por Amenofis III es también "asombrosa: 3,25 toneladas de electro [una aleación de plata y oro], 2,5 toneladas de oro, 924 toneladas de cobre..."

    Se dice que la satisfacción más grande del Salomón bíblico fue el reto de completar sus grandes proyectos (Eclesiastés 2:4-11). Lo mismo se dijo de Amenofis III. En un texto egipcio real del periodo se lee, "He aquí que el corazón de su Majestad estaba satisfecho con la construcción de monumentos muy grandes, como los cuales nunca se habían hecho realidad desde las primeras edades de las Dos Tierras."

    Sólo un rey enormemente rico, de un imperio bastante estable, podría construir tan espléndidamente y en muchos sitios tan distantes entre si en la antigüedad. Amenofis III fue indiscutiblemente el rey más rico de la antigüedad. La realización de tales magníficos proyectos requirió el mantenimiento de una considerable y constante fuente de trabajo y de ingresos que se extendía a lo largo de un periodo de muchas décadas.

    La administración y el sistema de impuestos de Amenofis con sus 12 distritos es idéntico al de Salomón que se describe en la Biblia (1 Reyes 4:2-7,27; 5:13; 9:23). Amenofis también se dedicó a redescubrir la sabiduría, los misterios y las tradiciones de las dinastías egipcias anteriores. Se ha establecido una fuerte relación entre los "Proverbios de Salomón" de la Biblia y las "Máximas de Amenofis III" encontradas en Egipto.
    The Amazing Cutter Biondo


    Comentario

    • Cutter Biondo
      Capitán de Mar y Guerra
      • abr 2012
      • 4583

      #3
      Además de los proyectos ya mencionados, Amenofis construyó también un palacio completamente nuevo en Tebas. La nueva residencia real incluía todos los elementos contenidos en el palacio de Salomón que se describe en la Biblia (1 Reyes 7:2-12).

      Amenofis III, como Salomón, fue incansable en la persecución de mujeres para su harén, especialmente de mujeres extranjeras y hermosas tanto de origen regio como humilde. El harén de Amenofis incluía a dos princesas de Babilonia, dos princesas de Siria, dos princesas de Mitani, y como el harén de Salomón, incluía a una princesa de cada una de las siete naciones enumeradas en 1 Reyes 11:1. Como el rey más poderoso de Oriente Medio, Amenofis no envió a cambio a ninguna de sus propias hijas a otros reyes, ni lo hizo ningún otro faraón de esta dinastía (ni probablemente ningún otro en toda la historia de Egipto). Denegó específicamente una petición del rey de Babilonia para una esposa egipcia. De forma pretenciosa, la Biblia da énfasis a la pretendiente egipcia de Salomón, pero no menciona que Salomón tuviera alguna esposa hebrea. Roboam, del que se dice haber sucedido a Salomón, fue el hijo de una princesa amonita.

      La corte de Amenofis III era extremadamente liberal, y reflejaba cada posible exceso de un reinado poderoso y seguro. El erotismo en el arte y en la vida de la corte alcanzó su plenitud durante el reinado de Amenhotep. La famosa pintura mural de las "bailarinas desnudas" data del reinado de Amenhotep. Al igual que Salomón, Amenofis III "no negó a sus ojos ninguna cosa que desearan" y "apartó su corazón de cualquier placer" (Eclesiastés 2:10). Sin embargo, los últimos años de los treinta y ocho del reinado de Amenofis no fueron agradables. Los largos años de indulgencia habían pasado factura y tuvo muchas dolencias. Como gesto compasivo, su cuñado mitani le envió un ídolo de la diosa Ishtar (es decir, Astoret)(1 Reyes 11:5).

      La "conclusión ineludible" es que la historia de Salomón fue tomada después y específicamente de la vida de Amenofis III. El mismo nombre de Salomón, que literalmente significa "paz" o "seguridad", apunta a Amenofis III, cuyo largo y penetrante reinado en el siglo XIV a. C. no incluyó ninguna gran campaña militar, pero se caracterizó por una estabilidad sin precedentes a lo largo del Cercano Oriente. Después de la XVIII Dinastía egipcia, la región entre los dos grandes ríos no fue controlada de nuevo por ningún poder individual hasta el imperio asirio de Asurbanipal (el nieto de Senaquerib), el cual invadió Egipto y saqueó Tebas en el siglo VII a. C., y el imperio de Ciro en el siglo VI a. C., el cual conquistó también Egipto y lo convirtió en una provincia persa. No hay ningún indicio de ningún imperio de estos tiempos que controlara esta región y que cuya capital fuese Jerusalén.

      Se dice que Salomón tuvo "mil cuatrocientos" carros (1 Reyes 1:26). Esto representa un ejército prodigioso según los cánones antiguos, y el cual sólo pudo haber sido reunido en un largo periodo de tiempo por una civilización estable. A pesar de eso, se nos dice que sólo cinco años después de la muerte del gran rey Salomón, el faraón egipcio Sisak y sus aliados invadieron Judá y capturaron sus ciudades fortificadas con poca o ninguna resistencia militar (2 Crón. 12). La Biblia añade que la misma Jerusalén fue perdonada sólo después de entregar a Sisak la totalidad de las riquezas acumuladas por el rey Salomón.

      La rapidez con la que se estableció el imperio de Salomón, como se describe en la Biblia, y la facilidad con la que fue sometido después al poder extranjero en un corto plazo de tiempo, tampoco es consistente con el modelo fijado otras grandes civilizaciones antiguas.

      En conclusión: la historia de Salomón, como otras de las recogidas en la Biblia es una fabulación histórica para consumo del pueblo judío, donde un faraón egipcio es convertido en un rey judío, que gracias al cristianismo y al posterior borrado histórico que llevaron a cabo los cristianos, ha pasado durante miles de años como una verdad histórica incuestionable e incluso hoy en día, pese a las pruebas arqueológicas, difícil de cuestionar sin caer en desgracia.


      Fuente: http://poniendoverde.blogspot.mx/201...a-existio.html
      The Amazing Cutter Biondo


      Comentario

      • Vincent
        El villano de la peli
        • dic 2015
        • 3239

        #4
        :::::


        Un error común y frecuente entre fanáticos religiosos y personas sin cultura es considerar a la biblia como un libro de texto de historia universal.

        Reconozcamos que es una excelente obra literaria y nada más. Fue escrita por hombres inteligentes para manipular a hombres tarados.

        Su importancia reside en ser la piedra que sostiene una enorme y exitosa campaña de lavado de cerebros. Ese conjunto de mitos, metáforas y mentiras ha afectado y aun decidido la historia de buena parte de la humanidad. Pero aunque tarde, la ciencia ha echado abajo toda esa farsa bíblica y, como lo menciona el texto que nos comparte Cutter, de forma paulatina se descubren y comprueban inconsistencias.

        Aquí es donde brincan los fanáticos ciegos y, en aras de seguir sintiéndose iluminados por un haz inexistente, acusan que "se ha interpretado literalmente un texto que debe explicarse sobre bases teológicas y no físicas; sobre la fe y no sobre la ciencia".

        Pamplinas.

        La biblia es una farsa. Una hermosa farsa. Y nada más.
        .











        .

        Comentario

        • Joseantonio
          Junior
          • dic 2016
          • 548

          #5
          Yo voy todavía más allá que Vincent. La Biblia es primeramente un libro RELIGIOSO, si conlleva algo de Historia o de arte literario, es por añaduria, y por eso se vuelve imposible diferenciar lo que es una parabola o un ejemplo hipotético que demuestra sabiduría como el caso del niño que Salomon iba a partir en dos.

          La Biblia no contiene un solo fraude historico porque es un libro religioso y nada más que eso, con pasajes biblicos seleccionados por su valor religioso; no histórico.

          Comentario

          • Morgana
            Ni Chicha ni Limoná
            • mar 2012
            • 1640

            #6
            No causa sorpresa pues la biblia no es un libro histórico a pesar de lo que digan algunos fanáticos en especial evangélicos, es un libro con mitos muchos de los cuales toma de otras culturas.
            Sometimes you have to be a high-riding bitch to survive. Sometimes being a bitch is all a woman has to hold onto.

            Comentario

            • soytupadre
              Le Zumba la Malanga
              • mar 2012
              • 7676

              #7
              Originalmente publicado por Cutter Biondo Ver Mensaje
              A ver qué opinan de esta nota, que me pareció muy interesante:

              ================================================== =======================================

              Desde pequeños, se nos han enseñado las historias bíblicas como si fuesen acontecimientos históricos. Estas historias han sido reflejadas en películas, en la literatura, en el imaginario popular, y toda la tradición cultural occidental, y por extensión la mundial, bebe de estas fuentes.

              Aunque hace más de dos siglos que primero los teólogos, y más recientemente los arqueólogos, han venido dudando de la historicidad bíblica, aún hoy se sigue manteniendo como verdad histórica hechos, reinados, construcciones y otras muchas narraciones que no son más que fábulas inventadas por los escribas judíos para engrandecer el pasado de los reyes y los sacerdotes judíos. Esta práctica de falsear la historia ha sido común en todas las culturas del planeta, e incluso hoy en día se siguen financiando y fomentando por organizaciones y agentes bien pagados (y por ingenuos), historias inventadas, fábulas nacionales, con su respectiva Aracadia Feliz primigenia.

              ¿Y Salomón?

              Bueno, Salomón representa la Arcadia Feliz de los judíos.

              Y precisamente, el caso más conocido e incuestionable de fraude histórico recogido en la Biblia, es el del Rey Salomón. Ni un sólo indicio arqueológico, ni una sola ruina con su nombre, ni un solo cartucho, ni una sola referencia de algún pueblo extranjero, se ha encontrado, fuera del texto bíblico, hasta la fecha sobre tan fabuloso monarca.

              Veamos lo que la Biblia (los escribas) nos cuentan sobre el Rey Salomón.



              Las ciudades de Hazor, Meguido y Gezer han sido excavadas extensamente. Se encontró en todas ellas un estrato que contenía grandes palacios, templos y fortificaciones. No se encontró el nombre de Salomón, pero en cambio sí el cartucho del faraón de la XVIII Dinastía Amenofis III (Amenhotep III, Mennom III). En Jerusalén no ha sido posible excavar en el monte del templo, pero las extensas excavaciones realizadas en la ciudad, incluso en las áreas adyacentes al monte del templo, no han revelado la existencia de ningún palacio salomónico. Es más, la excavación del Millo ha revelado (según la alfarería encontrada en él) que su construcción original también fue contemporánea del reinado de Amenofis III de la XVIII Dinastía egipcia.

              Efectivamente, es probable que Salomón nunca haya existido y hay quien va mas allá y piensa que realmente son una versión judaizada de faraones egipcios de la época

              https://arqueobiblia.wordpress.com/s...vid-y-salomon/

              Sin embargo aceptando sin conceder lo anterior no implica que el mensaje atribuido a Salomón no sea importante y cierto desde el punto de vista religioso.

              Atte. Tu Padre.


              Toda su frustración, todo su rencor y todo su dolor es que la comunidad me reconozca un cierto liderazgo, que no requiere de botoncitos:
              El Jacobeto

              Comentario


              • Pantera Negra
                Pantera Negra comentó
                Editar un comentario
                Ahora que miro con detenimiento, ¡ que gran parecido de este avatar tuyo, de Trumpas, con el de el tigre José Antonio !.

                Pero nada que ver, por supuesto. Mis respetos al gran forista José Antonio.
            • Rusko
              • abr 2016
              • 363

              #8
              Originalmente publicado por soytupadre Ver Mensaje


              Efectivamente, es probable que Salomón nunca haya existido y hay quien va mas allá y piensa que realmente son una versión judaizada de faraones egipcios de la época

              https://arqueobiblia.wordpress.com/s...vid-y-salomon/

              Sin embargo aceptando sin conceder lo anterior no implica que el mensaje atribuido a Salomón no sea importante y cierto desde el punto de vista religioso.

              Atte. Tu Padre.
              ​Interesante el artículo de "Sin rastros de David y Salomón"..., pues aparecen hasta 3 rastros extrabíblicos de la existencia de David...., pero para otros estudiosos no parece suficientemente probado esto (si hace falta, se alude a un "dios desconocido" como "templo de dod", en vez de "casa de David"..., o se alude también a un topónimo geográfico desconocido en la zona de Siria-Palestina. Los revisionistas lo van a "revisionar" todo, y si hace falta inventar al "dios dod", pos vale... Es una pena que no se pueda excavar en el monte del Templo de Jerusalén por los conflictos políticos que aquello derivaría...)

              Comentario

              • Rusko
                • abr 2016
                • 363

                #9
                Traigo un artículo que he leído sobre el tema (Salomón…., y David. David…., y Salomón, o sea, los relatos históricos de la Biblia).

                Ciertamente………, los libros históricos de la Biblia fueron escritos cientos de años después y, aunque la transmisión oral pueda llegar a ser “eficiente”, seguramente se haya “pecado” de exageraciones, magnificiencias y “hagiografías” a la hora de redactar los libros bíblicos. Yo me imagino que los redactores de los libros históricos de la Biblia tomarían como ejemplo a los imperios que veían en su momento (el asirio, el egipcio, el babilónico), como nosotros tenemos en mente a Moisés con la cara de Charlton Heston, a David como Richard Gere o a Salomón como Yul Brinner (y a las mujeres de aquellas épocas, como mujeres salidas de los años 50 del siglo XX: Gina Lollobrigida en el Oriente Medio, Deborah Kerr…, etc).

                La arqueología descubre menudencias (la referencia a la “casa de David”) y es imposible hacer una película con Richard Gere tomando solo como referencia la estela de Tel Dan. Habrá que echar mano de la información que viene en la Biblia (si queremos estrenar esa peli), sabiendo que fue escrita muchos cientos de años después de ocurridos los hechos. Eso crea ventajas e inconvenientes: entre los inconvenientes, los evidentes a los siglos pasados desde que reinó David en un chamizo, que hace que no se tenga certeza de lo ocurrido y es difícil separar la paja del grano…, y la ventaja es que el Dios reflejado en esos escritos siglos después no tiene que ser tan violento e intransigente como lo pintan los escribas o escribientes, sino que “es” violento e intransigente porque así lo escriben los escribas. Quedémonos con lo fundamental: el pueblo de Israel dando tumbos por la Historia, obedeciendo a un Dios único, yéndose tras multitudes de dioses politeístas, volviendo al Dios único, etc…, y con la promesa de un futuro mejor en la aparición de un Mesías. Eso lo cultivó el pueblo judío, y lo mantuvo, dentro de lo que cabe, diferenciándose del resto.

                Y, mientras tanto, seguirá la “guerra” excavadora de los arqueólogos en el Oriente Medio. Un hallazgo excavado les resultará importantísimo a unos, y una nadería a otros…..

                Enlace a la web que comentaba:

                http://www.nationalgeographic.com.es...-polemica_3525

                Comentario

                • Rusko
                  • abr 2016
                  • 363

                  #10
                  Y aquí están el rey Salomón (con la reina de Saba) y el rey David:



                  Comentario

                  Trabajando...
                  X